Presentan foro especial para mujeres en Expo Seguridad México

Presentan foro especial para mujeres en Expo Seguridad México

CDMX, a 29 de febrero del 2024.- Expo Seguridad México, el principal evento en Latinoamérica que se enfoca en mostrar productos, servicios y soluciones de seguridad, dio a conocer una de las novedades para su ya próxima edición 21, que consiste en la organización del desayuno Women in Security Forum (WISF), en donde se presentarán los planes y programas de trabajo de este organismo que llevará a cabo en nuestro país.

De acuerdo con Laura Barrera, directora de Expo Seguridad México y de Expo Seguridad Industrial, explicó que el evento de WISF es una iniciativa de Security Industry Associations (SIA’s), con el que busca promover oportunidades de desarrollo profesional y eventos de relacionamiento, además de ofrecer programas de actualización especialmente diseñados para mujeres que se desarrollan en la industria de la seguridad, en los ámbitos público y privado.

“El Foro de Mujeres en Seguridad se integra por hombres y mujeres interesados en involucrar a expertos en seguridad comprometidos en la promoción, reclutamiento, y liderazgo de las mujeres de esta industria, con el fin de estimular la inclusión y diversificación”, explicó Laura Barrera, quien indicó que el desayuno de WISF se llevará a cabo el 17 de abril a partir de las 8:30 en las instalaciones del Centro Citibanamex, sede de Expo Seguridad México.

Para este evento, esperan recibir alrededor de cien asistentes, y próximamente difundirán la convocatoria correspondiente, que se dará a conocer a través de la red Linkedin de SIA en donde se proporcionarán mayores informes. 

Por otro lado, el comité organizador de Expo Seguridad México anunció la participación especial de la Red Nacional de Refugios, organización feminista sin fines de lucro, con más de dos décadas de existencia, cuyos principios rectores son los derechos humanos, la igualdad sustantiva, perspectiva de género, democracia, horizontalidad, inclusión, unidad, transparencia y rendición de cuentas.

Red Nacional de Refugios se conforma de 76 espacios de atención, prevención y protección distribuidos en cinco regiones: Centro, que incluye a la CDMX, Estado de México, Hidalgo, Morelos, Puebla y Tlaxcala; Bajío, que integra a Colima, Aguascalientes, Guanajuato, Michoacán y Zacatecas; Noreste, representada por Chihuahua, Coahuila y Durango; Noroeste, conformada por Nayarit y Sinaloa; y Sureste, con Campeche, Chiapas, Veracruz y Yucatán.

“Estamos complacidos por la presencia de esta institución, que se ha consolidado como un organismo protector de las mujeres, y que además brinda atención de forma imparcial a extranjeras, indígenas, migrantes, etc., protegiendo a mujeres víctimas de violencia extrema”, agregó la máxima directiva de Expo Seguridad México.

En fecha próxima, el comité organizador continuará actualizando su información para dar a conocer más detalles, tanto del foro WIF, como de la participación de la Red Nacional de Refugios dentro de su Pabellón con Causa, y de otras actividades que habrá en el evento.

Para conocer todos los detalles de Expo Seguridad México, puedes visitar este enlace.

 

Las mujeres serán clave en seguridad, pero necesitan apoyo.

Las mujeres serán clave en seguridad, pero necesitan apoyo.

De acuerdo con datos arrojados por el Foro Económico Mundial, América Latina y el Caribe han cerrado casi tres cuartas partes de su brecha de género. La región tiene el tercer nivel de paridad más alto del mundo, con 74,3%, y al ritmo actual de progreso, la región tardará 53 años en alcanzar la plena paridad de género, según las dimensiones incluidas en el Índice Global de la Brecha de Género del Foro.

La región también ha registrado mejoras en la paridad de género en la participación de la fuerza laboral, la remuneración y la representación femenina en puestos directivos y de liderazgo. La igualdad en este ámbito es de 65,2%, la tercera puntuación regional más baja, por delante de Oriente Medio y Norte de África, así como de Asia Meridional; esto supone una mejora de 9,3 puntos porcentuales desde 2006. 

Más allá de las cifras, prácticamente en cualquier campo del sector privado o público hemos oído del empoderamiento de las mujeres, una idea que promueve que las representantes del sexo femenino ocupen cada vez mayores puestos de liderazgo y de nivel operativo, pero con los mismos beneficios y condiciones a las que están acostumbrados sus pares masculinos.

El sector de la seguridad

Específicamente en el terreno de la seguridad, cuando escuchamos las palabras “guardia de seguridad”, lo más probable es que se dibuje en nuestra mente la imagen de un varón, pero en la vida real esa percepción cada vez tendrá que ir cambiando, ya que las mujeres están asumiendo un papel cada vez más protagonista en el sector que agrupa a los profesionales dedicados a la salvaguarda de bienes y personas, sea en el sector privado o el en gubernamental.

En el terreno internacional, hay quienes pronostican que progresivamente, la industria de la seguridad dará gran valor a la comunicación, las habilidades interpersonales, la diversidad, y utilizará tecnología de vanguardia. El o la oficial de seguridad del futuro será más inteligente emocionalmente y dependerá de las habilidades interpersonales en lugar de los atributos físicos de fuerza.

Igualmente la inteligencia emocional será clave para los agentes de primera línea. De hecho, se considera que las capacidades de interacción de los profesionales de seguridad de primera línea son más importantes que la fortaleza física, y dada la creciente importancia de una fuerza laboral de seguridad más diversa y con mujeres que ofrecen las habilidades necesarias, aumentar el número de ellas es fundamental.

 
Situación en México

La diversidad de especialidades en las que el sexo femenino se ha ido colocando en el sector de la seguridad, corresponde prácticamente a los mismos niveles que los hombres. Para ilustrar esta idea, se puede tomar como base el dato de que la fuerza laboral de los establecimientos de vigilantes de seguridad durante el tercer trimestre de 2023 fue de 867 mil personas, cuyo salario promedió los $5.86 mil pesos. La edad media de la fuerza laboral femenil fue de 44 años, la varonil fue de 45.4; el salario promedio de los hombres fue $5.92 mil pesos y el de las mujeres fue de $5.55 mil pesos. Sin embargo, el promedio de escolaridad de las mujeres es de 10.3 años, y el de los hombres, de 9.71 años. 

Por citar otro caso, la fuerza laboral de Policía y Tránsito durante el tercer trimestre de 2023 fue de 290 mil personas, cuyo salario promedió los $7.57 mil pesos. La edad media del personal fue de 40,1 años, en tanto que la fuerza laboral se compuso por el 82.1% de hombres, con salario promedio de $7.29 mil pesos, y 17.9% de mujeres con promedio salarial de $8.83 mil pesos. La edad promedio de la mujer fue de 35.4 años, del hombre fue de 41.1; y los años de escolaridad del sexo femenino fue de 12.5 años, en tanto que de los hombres fue de 12 años.

Estos son algunos detalles que vale la pena considerar como parte del avance y del apoyo que se le debe prestar al sector femenino en su desempeño profesional en el sector de la seguridad, pero hay más variables a considerar. En ese sentido, Expo Seguridad México prepara acciones especiales que contribuirán a dignificar el rol de las mujeres en este campo, además de colaborar en su actualización y dar a conocer sus avances y logros. La cita ya está programada. 

 

Mujeres especialistas en ciberseguridad

Mujeres especialistas en ciberseguridad

De acuerdo con un estudio elaborado por LinkedIn en 163 países1, las mujeres representan el 41.9% de la fuerza laboral general. También se encontró que, en los últimos tres años, solo fue en el 2021 que la proporción de empleos ocupados por mujeres aumento 0.12 puntos porcentuales, en comparación con el 2022 que hubo una caída de 0.03 puntos y un descenso aún mas pronunciado en este 2023 de 0.31 puntos porcentuales.
Por otro lado, se halló que hay industrias en las que la representación de las mujeres ha tenido un aumento considerable desde 2016 (aunque disminuyó a principios de 2023). Estas industrias son el gobierno y sector público (+1,8 puntos porcentuales en 2022 en comparación con 2016), la infraestructura (+ 1,16 puntos porcentuales), servicios profesionales (+0,95 puntos porcentuales), y tecnología, información y medios (+0,94 puntos porcentuales).
Específicamente en el terreno de la tecnología se ha detectado que las mujeres ocuparon el 25% de los trabajos de seguridad cibernética a nivel mundial en 2022, frente al 20% en 2019, y alrededor del 10% en 20132. Con base en tal tendencia, se pronostica que las mujeres representarán el 30% de la fuerza laboral de seguridad cibernética mundial para 2025, y que alcanzará el 35% para 2031.

En este sentido, cuando se habla de ciberseguridad, se debe especificar que las especialidades de referencia son la protección de las redes corporativas, la seguridad de IoT, IIoT e ICS, y ciberseguridad para aplicaciones médicas, automotrices, de aviación y militares, defensa, y otros. El detalle radica en que existe una gran brecha de género cuando se consideran los roles principales en ciberseguridad; por ejemplo, las mujeres ocupan solo el 17% de los puestos de directoras de seguridad de la información (CISO) en las empresas Fortune 5003.
Sin embargo, hay que considerar que hay una escasez global de talento en ciberseguridad que contribuye a que las redes y los datos sigan en riesgo. Hay más de 3.4 millones de puestos de trabajo abiertos en el mundo, para hombres y mujeres, y el 70% los trabajadores de ciberseguridad sienten que sus organizaciones no tienen personal para defenderse eficazmente contra los ciberataques, según una investigación de (ISC)2 sobre la fuerza laboral de ciberseguridad del 20224.
Aunado a ello, se ha encontrado que, al contratar profesionales en ciberseguridad, muchas organizaciones han establecido altos estándares de contratación que impactan en la escasez de talento. A menudo enfatizan en habilidades específicas, o solicitan cinco o más años de experiencia para puestos de nivel inicial, en lugar de buscar personas que demuestren capacidad o habilidades que complementen las necesidades de ciberseguridad. Este es un obstáculo universal en toda la industria.

Este panorama está contribuyendo a un desequilibrio de género en la materia. El estudio sobre la fuerza laboral de ciberseguridad citado anteriormente reveló que las mujeres constituían una fracción de la población en ese campo. Las mujeres menores de 30 años representan el 30% de la fuerza laboral, pero esa cifra cae al 24% entre las edades de 30 y 38 años. La brecha es aún mayor entre las personas de 39 años o más.
Sin embargo, a pesar de las batallas libradas para alcanzar sus puestos, el estado general de la industria para las mujeres está mejorando5. Las mujeres parecen estar logrando mayores avances en ciberseguridad porque la industria depende de habilidades de colaboración y creación de redes, y estas son habilidades en las que las mujeres tienden a sobresalir. Además, organizaciones como WiCyS, Executive Women’s Forum, Minorities in Cybersecurity y Empow(H)er Cybersecurity buscan ayudar a las mujeres a sobrellevar el proceso de contratación y otras barreras, porque además de ello, se sabe que muchas personas trabajan en ciberseguridad por casualidad y no debido a que hayan estudiado ciencias de la computación o tecnología de la información: en la comunidad de la ciberseguridad siempre hay alguien dispuesto a ayudar a quien quiere aprender.

La próxima cita para las mujeres especialistas en ciberseguridad será en la próxima edición de Infosecurity Mexico, en donde participarán activamente representantes femeninas en talleres y conferencias, y además estarán dispuestas a ayudar e intercambiar conocimiento. Hay que escucharlas.